martes, 14 de octubre de 2008

CAMINO DE LOS ANGELES

CAMINO DE LOS ÁNGELES, DE JOHN FANTE

Nietzsche, Schopenhauer o Spengler son las lecturas de Arturo Bandini que desea ser escritor y que ya se considera un escritor, es más, se considera un gran escritor, un genio. En el fondo es un megalómano con sed de poder como transmite en el excelente pasaje con cierta épica en el que lucha contra unos cangrejos con una carabina. Al final de ese relato él se convierte en un señor poderoso que somete al reino cangrejil y que ajusticia sin piedad a sus enemigos, es una bella metáfora de la crueldad del mundo, de las dictaduras, de las guerras, de la heroicidad, de la resistencia, de los héroes nacionales y de toda la épica en general. Contado con un excelente sentido del humor para mí ese pasaje es lo mejor del libro.
Mención a parte merece su relación con las mujeres, totalmente inexistente y basada en la pornografía, pornografía que contaminará su mente y aflorará en la confección de su primer libro que se será un desastre, un delirio sexual. La pretenciosidad de estilo con el que escribe su primer libro del que el protagonista muestra unos cortes, es todo un manifiesto sobre el arte de escribir. Fante está diciendo: así escribe Bandini, así es cómo no se tiene que escribir. Y acto seguido caen en nuestros ojos un marasmo de frases cervantinas largísimas y entrelazadas con un vocabulario abstruso y pretencioso. El estilo de Fante es muy similar al de Hemingway pero con más ironía y poesía, ese debe ser el estilo de un escritor. Lo demás es ampulosidad.
Bandini, el protagonista del libro y alter ego del autor, es un escritor seguro de sí mismo que se quiere abrir un camino en la sociedad pero que tiene que desempeñar trabajos mal pagados y esclavizantes. Es un correlato de la historia común por la que tienen que pasar muchos escritores que quieren triunfar.
Las relaciones que tiene Bandini con su jefe, preñadas de ironía y humor me han hecho soltar más de una carcajada. Más cómicas son las relaciones que él tiene con sus beatas hermana y madre a las que intenta explicar que Occidente está en decadencia como escribió Spengler—“La decadencia de Occidente” es un libro muy actual en nuestros días—y todo lo sazona de máximas nietschianas que le otorgan al protagonista una ficticia superioridad moral.
Bandini enamorado cae en la locura, su fijación por una bibliotecaria o por una mujer que conoce en un bar acaban en fetichismos y manía persecutoria y desatan la hilaridad del lector.
No sólo “Camino de los ángeles” es un libro de autosuperación personal, es un libro divertidísimo también que se lee de una sentada, muy recomendado a todos aquellos que una vez quisieron ser escritores o a los que quisieron serlo.
Y si te gustan los temas románticos mejor que leer puedes escuchar música romantica . En ese estilo yo te recomiendo a Juan Losada

No hay comentarios:

 

'habitaquo' El robot de cocina thermomix Posicionamiento Web Consultor SEO Posicionamiento en buscadores Marketing Viral